REVISTA NOCHE Y NIEBLA No. 42 Periodo: Enero - Junio 2011

Revista Noche y Niebla No. 43 Periodo Enero - Junio 2011

 Caratula Niebla 43 - Contenido
- Presentación
- Cifras de la Violencia
- Casos del periodo
- Actualizaciones de periodos anteriores (parte 1)
- Actualizaciones de periodos anteriores (parte 2)
- Listado de víctimas del periodo

¿Quién Soy?
JORGE ADOLFO FREYTTER ROMERO

Estudió en el Colegio Liceo Celdon y
la Normal de varones. Al terminar sus estudios en 1971 obtuvo el
grado de maestro y se traslado a la ciudad de Barranquilla a casa
de unos tíos por parte materna para estudiar en la Universidad del
Atlántico, en donde obtuvo Licenciatura en Ciencias sociales,
económicas y Derecho, siendo representante de los estudiantes en
la facultad de Ciencias Sociales.

En 1978 fue profesor catedrático en el Instituto Pestallozi y
presidente del sindicato de profesores de este mismo instituto. En
1987 Freytter Romero fue escogido en comisión jefe del
departamento de admisiones de la Universidad del Atlántico. El 17
de abril de 1990 renunció a su cargo. Fue Candidato a
representación de los profesores del Instituto Pestallozi ante
la junta administrativa del fondo de cesantías de la Universidad
del Atlántico, en agosto de 1994. Se mantuvo como miembro activo
de Asociaciones como: ASPU -Asociación de Profesores
Universitarios- ASOJUA –Asociación de Jubilados de la
Universidad del Atlántico). En Julio 2001 fue comisionado por la
Asociación de Jubilados de Uniatlántico -ASOJUA- para realizar
gestiones en los ministerios de: Educación, Hacienda, Trabajo y en
la Federación Nacional del Pensionado Universitario.

SOBRE EL CONTEXTO EN QUE OCURRIERON LOS HECHOS

Han pasado diez años desde que Jorge Adolfo Freytter Romero fuera
abordado por una camioneta Toyota, color rojo, con vidrios
polarizados y placas AXK 646, cuando se dirigía a su casa en la
ciudad de Barranquilla, Atlántico. Fue la última vez que se le vio
con vida. Al siguiente día, en el kilómetro 12 de la vía que
conduce a Ciénaga (Magdalena), fue encontrado su cuerpo sin vida,
con su camisa, sin su documentación y con fuertes señales de
tortura.

"Acta de
inspección del cadáver: el cadáver fue ingresado como N.N. Fue
identificado como Jorge Adolfo Freytter Romero. De 51 años de
edad. Entidad: Instituto de Medicina Legal-Proceso 1096-"

"Suscrito el día
26 de agosto del 2001 en el cual se comunican atropellos, muerte,
extorsiones, amenazas y secuestro por parte de bandas
delincuenciales que se hacen llamar: -paramilitares- comandado por
un individuo apodado “moncho”, de nombre Guillermo Campo, que se
moviliza en una LUV de color vinotinto de placas AXK 646 y en un
Mazda azul de placas VUA 548 y reside en el barrio Costa Hermosa,
de Soledad, Carrera 43a 30-11. Este individuo apoyado por el GAULA
del Ejercito se desplaza con facilidad por la ciudad para cometer
estos delitos de los cuales rogamos sean investigados, como son:
los miembros de la Universidad del Atlántico; los 7 miembros en la
Pradera; las muertes alrededor del Terminal de Transporte, donde
es la sede mas concurrida de la banda delincuencial. El antes
mencionado manifiesta, por donde quiera que va, estar apoyado por
el comandante de la Policía para matar, atropellar y secuestrar y
a la vez apoderarse de los bienes de sus víctimas, justificando
estas acciones en que tilda a sus víctimas de SUBVERSIVOS, como la
muerte de un vendedor de tinto en el billar del sector denominado
La Redonda. Solicita se tomen medidas y denuncia además a un
sujeto apodado Jesús Cadenay; su nombre es Jesús Ávila, el cual
vive en el sector de La Chinita" [escrito anónimo, proceso 1096]

Una semana antes, había sido detenido en las afueras de la
Alcaldía de la ciudad de Barranquilla por varios sujetos que se
identificaron como miembros de la SIJIN (Policía secreta),
señalándole que lo detenían por una supuesta demanda de alimentos.
Estuvo detenido casi todo el día en la estación de la SIJIN y fue
dejado posteriormente en libertad al comprobarse la falta de
seriedad de las acusaciones.
"10 de octubre de 2001 – Declaración rendida por Mónica Patricia
Florián Restrepo. Dice que Jorge le preguntó al agente que
custodiaba la entrada a la alcaldía y éste le dijo que era de la
SIJIN; que su esposo fue presidente del sindicato del colegio
Peztallozi, fue trasladado a las instalaciones de la SIJIN-DEATA
,donde lo mantuvieron retenido hasta las tres de la tarde,
indagándole sobre asuntos de la Universidad del Atlántico. Juan
Romero Mendoza se entera y habla con el comandante de la SIJIN y
éste le informa que en efecto este se encuentra detenido, pero que
es un mal entendido"

"23 de Mayo de
2003 Informe N° 105-0317: Entrevista a Juan Bautista Romero,
actual Rector de la Universidad del Atlántico, con relación a la
detención, por parte de la SIJIN, de Freytter-Romero. Dice que en
esa ocasión se comunica con el Coronel Bohórquez, quién para esa
época era el segundo comandante del Departamento de Policía del
Atlántico, quién manifestó que efectivamente había sido retenido y
trasladado al CAI de la 72, donde se estaban averiguando
antecedentes, porque al parecer en su contra existía una orden de
captura por inasistencia alimentaria. Con relación al Coronel
Bohórquez se estableció que su nombre es José Fernando Bohórquez
Cubillos y que fue trasladado a la Guajira y luego como agregado
militar en Bolivia. Se logró establecer que Henry Prada hace parte
de la banda de “El Moncho”, quienes pudieron ser los autores del
homicidio según información anónima. Esta persona laboro en la
Policía Nacional, Departamento del Atlántico. En otras
averiguaciones se logró establecer que Henry Prada Niño había sido
asesinado el día 15 de enero 2002; que estaba involucrado en otros
homicidios; que era el propietario de la compraventa de vehículos
Autopunto, donde se negoció la camioneta AXK646. Se estableció que
estaba siendo investigado por el homicidio de Adalberto Santamaría
Peña y Neftalí Romero Gutiérrez" (proceso 1096)

Jueves 9 de julio de 2009: a juicio llamó la Unidad Nacional de
Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación, al soldado
profesional Albeiro de Jesús García Rendón, alias "El Iguano" y al
agente de la Policía Nacional adscritos al GAULA Regional
Barranquilla, Rafael Mariano Silvera, por su responsabilidad en el
asesinato del profesor Jorge Adolfo Freytter Romero.

El Juzgado Único Penal Especializado de Barranquilla, mediante
sentencia del 18 de junio de 2010, describe el contexto de
actuación del referido grupo paramilitar de la siguiente manera:
“Los execrables hechos fueron planeados y ejecutados por miembros
de las AUTODEFENSAS UNIDAS DE COLOMBIA, BLOQUE NORTE, del cual era
su jefe máximo RODRIGO TOVAR PUPO, alias JORGE 40 y concretamente
alias MONTERIA hacia parte de esta ilícita organización y de ello
dieron cuenta diversas labores investigativas, corroborando que el
mentado operaba en la facción que a sangre y fuego se tomó
estamentos varios de Barranquilla y los municipios del Atlántico;
así se logró identificar debidamente a MONTERIA como CARLOS ARTURO
ROMERO CUARTAS, quien pertenecía a las filas del FRENTE JOSÉ PABLO
DÍAZ, de las AUC, siendo su jefe inmediato alias MONCHO, quien
ostentaba tal calidad antes de asumirlo EDGAR IGNACIO FIERRO
FLOREZ, al mando de quien se escribieran incontables páginas de
sangre en el departamento del Atlántico."

La determinación de la Fiscalía se basó principalmente en la
confesión de otro de los paramilitares involucrados en el
asesinato, Carlos Arturo Romero Cuartas, alias MONTERÍA, miembro
del Bloque Norte, que delinquía en Barranquilla, quien también
fuera condenado a 18 años de prisión a comienzos de este año, por
su responsabilidad en el homicidio del Profesor JORGE FREYTTER.

Según "Montería", "en este episodio criminal participaron miembros
de la AUC en asocio con algunos miembros del Gaula de la Policía
de Barranquilla, como lo era Rafael Enrique Mariano Silvera y
algunos del Ejército Nacional, entre ellos Albeiro de Jesús García
Rendón, a quien reconocían al interior del grupo de las AUC, con
el alias de “El Iguano". Así mismo confirmó que Freytter fue
asfixiado con una bolsa, ya que según él mismo, existía un acuerdo
entre los miembros del Gaula y Autodefensas que delinquían en
Barranquilla, que consistía en que en los operativos en que ellos
participaran las personas tenían que ser ejecutadas, porque se
corría el riesgo de que después los reconocieran. Lo que mostraba
un aparato organizado para cometer crímenes en esta ciudad con
miembros del GAULA y los paramilitares.
El asesinato entonces fue cometido directamente por OSCAR ORLANDO
ORTIZ, alias "MONCHO", jefe paramilitar del frente José Pablo
Díaz, en colaboración con el Teniente FLOVER ARGENY TORRES SÁNCHEZ
y JULIO CÉSAR PACHECO BOLÍVAR alias "La Chacha", ambos del GAUILA,
luego que el mismo "Moncho" y Gabriel Ángel Berrio Parra alias
"Chuqui" capturaran al profesor.

Informe del DAS N° 218 del 26 de diciembre/2003, obrante a folio
167 C1, en el que se consigna que, de acuerdo a las versiones
recolectadas, los posibles autores del homicidio fueron GUILLERMO
CAMPO ORTIZ, alias “MONCHO”; HÉCTOR CAMPO ORTIZ, alias “TOTO”,
el ex soldado MANUEL VILLA y RONAL CAMPOS ORTIZ, quienes se
encuentran en el programa de víctimas y testigo de la Fiscalía.

Indagatoria rendida por CARLOS ARTURO ROMERO CUARTAS, dentro del
instructivo radicado 1095 A- folio 126 C3. Se le preguntó en esa
diligencia si tenía conocimiento sobe el asesinato del señor
JORGE FREYTTER ROMERO, a lo cual manifestó que MONCHO: CARLOS
CAMPO ORTIZ, fue personalmente quien lo secuestró; que ese mismo
día o al día siguiente le cogieron la placa a la camioneta de
MONCHO, una HIULUX cabina, color roja polarizada. Como le cogieron
la placa, el Teniente Torres, del GAULA de la Policía estaba
cuadrando todo para que le cambiaran un número a la camioneta.
Afirmó que él no estuvo presente en los hechos, pero se enteró y
además le tocó cuidar al señor FREYTTER; lo tenían por los lados
de la vía 40 , en una empresa donde hacen veleros o botes; lo
cuidó esa noche y vio cuando llegaron el Teniente TORRES, un
agente que se llama ADRIANO, también del GAULA, a quién puede
reconocer y PACHECO, policía del GAULA, alias LA CHACHA. Dice que
recuerda ese día porque ellos, los policías, venían de un
operativo de liberación de un secuestrado en San Onofre y llegaron
como a la una de la mañana. Sigue expresando que MONCHO les había
dicho a ellos que de ese señor no le tenía información, que lo
sacaron de la ciudad y lo botaron; dijo que a FREYTTER lo ejecutó
la CHACHA en el mismo lugar; le pusieron una bolsa y lo botaron,
esto lo supo por comentarios de la Chacha quien le dijo que cuando
lo botaron, le pegaron dos tiros con una pistola 380. Los del
GAULA fueron quienes lo botaron.

Diligencia de declaración jurada de Julio César Meza Cano, folios
188/196 C3: Hace un relato sobre la compra de la camioneta de
placas AXK 646 donde se transportó a FREYTTER ROMERO el día de su
secuestro. Manifiesta que la compró para el 2001, en la
distribuidora Toyota; entregó en parte de pago un Corsa, dinero
efectivo y un cheque, todo por valor de $ 18.000.000.oo , negocio
que hizo con una señora de nombre ESPERANZA. Era una camioneta 4X2
doble cabina, color rojo, cuatro puertas, modelo 1996; duró 3
meses con la camioneta hasta que se la vendió a un señor de nombre
VILLANUEVA en el mes de julio 2001, para lo cual aportó fotocopia
de la promesa de compraventa del vehículo; dicho contrato fue
registrado en la Notaria Segunda de Barranquilla y como no sabe
conducir utiliza los servicio de CARLOS, ayudante en la ferretería
de su propiedad y del señor BIVANQUES. Agrega que se dedica a la
compraventa de bienes muebles e inmuebles; tiene finca, lotes,
entre esos uno enfrente de la terminal del transporte. Y de los
nombres que le relaciona la Fiscalía dice no conocer a ninguno y
que no sabe si puede localizar al señor VILLANUEVA.


La privación de la libertad de
Jorge Freytter Romero

Con relación a la privación de la libertad de que fuera objeto el
profesor Jorge Freytter Romero, el Juzgado Único Penal del
Circuito Especializado de Barranquilla logró establecer un previo
acuerdo criminal para su comisión y su ejecución. Aunque la
resolución de acusación y la condena se realizaron por el delito
de secuestro extorsivo y no por el de desaparición forzada, a
pesar de que confluían los elementos de tipicidad necesarios para
ello, aspecto que será debatido en la etapa de fondo, lo cierto es
que se comprobó la materialidad de la privación de la libertad del
profesor Freytter Romero, en clara violación del artículo 7 de la
Convención Americana. Estableció el Juzgado:
"Se plasma aquí la ocurrencia del punible del secuestro extorsivo,
como quiera que el mismo se cometió con fines políticos y/o para
obtener de la víctima información que éste supuestamente tenía y
al no obtenerla, finalmente lo torturaron hasta matarlo, la
materialidad está demostrada con la versión rendida y reiterada de
ROMERO CUARTAS, cuando refiere que todo el operativo fue ordenado
y coordinado por MONCHO, quien le dijo cómo fue secuestrado el
profesor FREYTER en momentos en que llegaba a la vivienda de su
suegro en el barrio San Isidro de esta ciudad y si bien el
propósito inicial posiblemente era el homicidio, en todo caso no
pierde relevancia el hecho de que primero fue llevado a una bodega
en la Vía Cuarenta, zona industrial de Barranquilla-, donde fue
sometido a toda clase de vejámenes, tratos crueles, inhumanos y
degradantes; luego fue asfixiado y después aprovechando la
complicidad de la noche, su cadáver fue llevado hasta un sitio
ubicado en la vía que de Barranquilla conduce a Ciénaga". Como ya
se mencionó, la decisión judicial no cobija la condena por el
delito de tortura, ni de manera autónoma, ni como agravante del
delito de secuestro extorsivo.

A pesar de ello, el Juzgado Único Penal del Circuito Especializado
de Barranquilla estableció la materialidad de su comisión. "Se
destaca que durante las horas que permaneció retenido en las
instalaciones de la bodega Vía Cuarenta, la víctima fue sometida a
diversas formas de tortura física, pues fue golpeado, le colocaban
una bolsa en la cabeza y rostro, corrientes eléctricas, todo con
el fin de que diera determinada información y como no dijo nada,
decidieron finalmente darle muerte, determinación que también
obedece al hecho de haberlos visto por lo que temían ser
identificados y denunciados"

"El profesor FREYTTER fue sorprendido por varios hombres que a la
fuerza lo introdujeron en un vehículo y contra su voluntad lo
llevaron a un sitio desconocido, allí sometido a presiones y
vejámenes, golpeado, le aplicaron corrientes eléctricas para decir
algo que no sabía (...)
En consecuencia, el Juzgado Único penal del Circuito Especializado
de Barranquilla declaró probada la existencia de actos de
"crueldad extrema" constitutivos de tortura y tratos crueles,
inhumanos y degradantes.

Finalmente, no hay duda que el homicidio de JORGE ADOLFO FREYTTER
ROMERO ocurrió entre el 28 y 29 de agosto de 2001, lo que se
encuentra acreditado en la actuación con el acta de levantamiento
del cadáver, necropsia médico legal y testimonios varios que obran
en la actuación, además de los respectivos. Queremos señalar que
se refleja la responsabilidad del Estado Colombiano derivada de
sus agentes, en la realización de actos de detención arbitraria,
tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes y posterior
ejecución extrajudicial de Jorge Freytter Romero. Sin embargo, la
no adopción oportuna de una investigación que estudiara de manera
coherente y efectiva un serie de delitos que se enmarcan en un
contexto de agresión sistemática al movimiento social en el
departamento del Atlántico -incluido el sector sindical al que
pertenecía el profesor Jorge Freytter Romero, resulta
contraproducente para encontrar la verdad sobre los hechos y el
castigo de todos los responsables.

In memoriam

Jorge Freytter tenía 51 años al momento de su asesinato. Fue
profesor en el área de Ciencias Sociales de la Universidad del
Atlántico y era en esos días uno de los maestros que esperaba el
pago de las mesadas atrasadas que le adeudaba la Universidad como
parte de su pensión. De tal manera, hacía parte de la Asociación
de Jubilados de la Universidad del Atlántico -ASOJUA - y hacía
unos días había participado en la toma pacífica de la Sede 43 y
sede Norte de dicha Universidad, que duró 22 días y con la cual se
logró que se firmara un acto de compromiso con la Rectoría del
claustro universitario y la Gobernación.

Aproximadamente 20 días antes de su asesinato, fue retenido a la
salida de la Alcaldía por agentes de la SIJIN que se movilizaban
en un carro Spring rojo, quienes lo trasladaron a sus oficinas con
el fin de verificarle datos judiciales. La Universidad del
Atlántico. El crimen del profesor Jorge Freytter se sumó a una
serie de asesinatos que se venían registrando en la Universidad
del Atlántico desde 1998 y que tienen que ver con la incursión
paramilitar en las universidades públicas colombianas que empezó
justo por esa época. De hecho la Defensoría del Pueblo había
venido estudiando el fenómeno paramilitar en la ciudad de
Barranquilla, detectando una fuerte presencia del Bloque Norte de
las Autodefensas, que de hecho ganó el dominio de un extenso
territorio del departamento. Según un informe de este organismo,
los hombres de los frentes José Pablo Díaz y Tomás Felipe Guillén,
buscaban el control de las entradas y salidas de la ciudad hacia
el mar, así como parte del río Magdalena. Esta arremetida
paramilitar tuvo que ver con un ambicioso plan de expansión en la
región Caribe que logró consolidar el control de un inmenso
corredor que conecta a la Guajira, Magdalena y Atlántico con la
Sierra Nevada de Santa Marta.

Para el Colectivo de Abogados "José Alvear Restrepo", representado
en la demanda civil esta sentencia, es clara en demostrar una vez
más el alto nivel de filtración y colaboración de las fuerzas
militares y la policía dentro de la formación e instrucción
militar al interior de los grupos paramilitares.

No obstante y a pesar de los avances logrados con la misma, hasta
que los autores intelectuales y económicos de estos hechos y de la
consolidación del paramilitarismo en el país no sean juzgados y
condenados realmente, este caso será uno más que permanezca en la
impunidad. En este sentido se está cursando una demanda ante la
Corte Interamericana de Derechos Humanos, recurriendo a esta
instancia ya que es evidentes que no todos los responsables han
sido investigados; no han sido investigadas todas las conductas y
no se han seguido todas las líneas de investigación.

Redacción del texto: Jorge Enrique Freytter Florián (hijo).

Fuentes: Colectivo de Abogados"José Alvear Restrepo"