2009

Revista Noche y Niebla No. 40: Julio - diciembre 2009

INSEGURIDAD PARA LOS DÉBILES Y PARA LOS CRÍTICOS

Nuevamente este número de Noche y Niebla (julio – diciembre 2009) destaca en su introducción la continuidad del fenómeno de los “falsos positivos” así como la persecución intensa que continúan sufriendo los grupos, sectores y organizaciones sociales de base bajo este gobierno.

Si bien hay que registrar una disminución sensible de los “falsos positivos”, gracias a la presión de la comunidad internacional y de todos los órganos intergubernamentales que se han horrorizado, no sólo antes las cifras sino también ante los métodos de esa práctica criminal, hay que señalar, sin embargo, que nadie está satisfecho con las medidas adoptadas para reprimir este tipo de crímenes. La libertad de que gozan muchos de los imputados gracias al mecanismo de “vencimiento de términos”, no es lo más grave. La estructura de la “justicia” colombiana sufre demasiadas falencias, como lo reconocen todos los analistas, especialmente en los vacíos en la aplicación del derecho internacional, pues están políticamente bloqueados los procedimientos judiciales para enjuiciar la sistematicidad de los mismos y poder prevenir sus repeticiones.

Noche y Niebla No. 39

 

Perfiles totalitarios

- Contenido
- Presentación
- Estadisticas
- Casos del periodo

- Listado de víctimas


 Acaba de llegar a mi buzón el siguiente comunicado, de muy buena fuente:
“Familias campesinas de Remolinos del Caguán piden a la justicia colombiana la libertad de sus seres queridos y dicen no más a los montajes judiciales contra la población civil. Las comunidades campesinas…han sido objeto de múltiples violaciones a los Derechos Humanos…Continuamente vienen registrándose detenciones masivas a partir de montajes judiciales para encarcelar y estigmatizar a los campesinos que habitan las regiones de la antigua zona de despeje, con el supuesto, de que quienes las habitan están vinculados de alguna manera con la insurgencia”.

A juzgar por las informaciones que recibe a diario el Banco de Datos del CINEP, ese tipo de violación de los derechos humanos no se aplica solamente en el Caguán, es común al resto del país. Uno recibe la impresión de que es el actual sustitutivo de la masacre, entendida como eliminación masiva de ‘enemigos del régimen’ por medio del asesinato. El régimen, desde luego, tiene una cara política y otra económica.

Distribuir contenido